Naturaleza, espiritualidad, historia y tradición.

Construir una caja nido para pájaros es una de las actividades más chulas que puedes hacer con los pequeños. La tarde invertida en construirla, el momento de colgarla y el seguimiento de las aves que la usen, serán momentos muy especiales con los críos. Además vais a echar un cable a las aves silvestres creando nuevos lugares para anidar, debido a la reducción de los mismos por la expansión de las grandes ciudades.

copy-cropped-pajarera.png

¿Cuándo instalar las cajas nido?

El mejor momento es instalarla antes de que empiece la época de cría. Generalmente a finales de invierno (entre febrero y marzo) serán los meses más adecuados. Si no nos da tiempo, hasta abril o mayo es posible que algunas aves de migración tardía acaben ocupando el nido.

Los materiales

Como la caja nido estará a la intemperie hay que conseguir maderas que no se estropeen con el agua, por lo que evitaremos las tablas de contrachapado, aglomerados, etcétera. Una tabla de madera de pino, chopo o álamo nos pueden servir.

Qué medidas debe tener la caja nido

Pues depende de la especie que queremos que anide en ella. Os dejamos con dos manuales que están muy bien y que detallan el tamaño del nido en función del ave. Uno es el manual del Grup Ecologista Xoriguer para construcción de cajas nido y el otro es el manual de cajas nido de SEO/Birdlife.

Tened en cuenta aquellas cajas que tienen una entrada en forma de balcón ya que ayudan a que no entre el agua en el interior, en caso de lluvia, y además es más segura para los pájaros frente a depredadores.

Acabados

Es preferible no ligar las superficies de la caja para mejorar el agarre de los pájaros. Si queremos se puede aplicar un antimoho para alargar su vida útil o un barniz, siempre por el lado exterior de la caja, no en el interior.

Para facilitar el acceso al interior se recomienda usar un trozo de goma o cuero como bisagra, en lugar de una metálica, para evitar que se oxide y se estropee.

¿Cómo y dónde instalarla?

El lugar más habitual para instalarla es en un árbol. En lugar de clavarla lo que haremos será suspenderla en el aire, de una rama, utilizando un alambre lo suficientemente fuerte. En cuanto al enganche de la varilla a la caja, se recomienda que sea en un lateral ya que si se sujeta al techo puede terminar desclavándose.

Dependiendo de la especie tampoco les molestará que la caja se encuentre en un edificio o casa. En este caso la clavaremos a las paredes exteriores.

Sobretodo es interesante que la caja no esté accesible a otros animales que puedan ser depredadores de los pájaros o los huevos, como gatos, ardillas, etcétera.

Observación de la nidificación

Como es lógico lo suyo es no molestar a las aves y observarlas desde lejos (o con prismáticos). Podrás ver como entran y salen los adultos y también el posterior vuelo de los polluelos.

Mantenimiento

Al finalizar el mes de septiembre y una vez finalizado el periodo de cría, podemos realizar el mantenimiento a la caja. Para ello las descolgaremos, limpiaremos y repararemos todas las posibles roturas que tengan. Una vez realizado el mantenimiento la volveremos a colgar ya que es posible que entre el otoño y el invierno algún ave la use como dormidero.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies