Naturaleza, espiritualidad, historia y tradición.

Soneto a un árbol solo

Soneto a un árbol solo

0 Comments

El otro día, recorriendo la Senda Smith hacia Siete Picos, encontré esta poesía dedicada por un poeta anónimo a un pino centenario caído. Si tenéis la oportunidad, os recomiendo que hagáis esta bonita ruta.

En la umbría de Siete Picos un pino
Hermoso, descortezado y muy blanco,
Gigante erguido, solo en el barranco,
Muestra orgulloso su fatal destino.

A su lado no tiene algún vecino
Que le guarde confiado su flanco,
Del fuerte viento que le deja manco,
Cuando sopla inclemente en torbellino.

Ayer me conmovió que tal hazaña,
Enfrentándose a una fuerza tan brutal,
Luchando sin descanso en la montaña,

Quede oculta entre el bosque y su maraña.
Admiro, viejo luchador, que esfuerzo tal,
Aúne la fuerza bruta y la maña.

Del pino al poeta

Llamáis fatal destino al mío, poeta amigo,
y en parte lleváis razón,
ya que un día fui el Rey de estas laderas
y ahora me veo en horas más postreras.

Pero no penéis por mi, genial rapsoda.
Fatal o feliz destino según se mire;
prefiero ser admirado desnudo y moribundo
en tan grandiosa vitrina
que haber sido transformado
en un hermoso mueble de cocina.
C.A. (octubre 2013)

sendasmith



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies